/, Soy caficultor/LOS ACIDOS HUMICOS Y FULVICOS EN LA CAFICULTURA.

LOS ACIDOS HUMICOS Y FULVICOS EN LA CAFICULTURA.

LOS ACIDOS HUMICOS Y FULVICOS EN LA CAFICULTURA.

 

GENERACION DE HUMUS EN EL SUELO

La degradación de la materia orgánica del suelo-M.O.  produce en su primera fase una mineralización rápida y al continuar el proceso, por medio de la acción continuada de microorganismos se produce la formación de complejos orgánicos que se llaman sustancias húmicas (humus), que solo son disponibles por medio de una mineralización lenta que alcanza anualmente a ser entre el 1 y 3% de toda la materia orgánica.

En la primera fase de la descomposición, tiene lugar una degradación microbiana de los polímeros orgánicos como fenoles, quinonas, aminoácidos y azúcares y de esta forma forman sustancias minerales aprovechables para la planta, mientras que permanecen en el suelo los materiales más resistentes como la lignina, que son cambiados con el tiempo para formar humus.

Durante la segunda fase tiene lugar la polimerización de dichos componentes mediante reacciones bio-químicas  catalizadas por enzimas microbianas.

La reacción rápida o humificación  directa en condiciones favorables requiere únicamente de pocas semanas mientras que el proceso de transformación total de los residuos vegetales en carbón vegetal (pasando por materiales semi-transformados como la turba, la leonardita o la bernardita) toma entre varios a incluso millones de años.

En el siguiente gráfico se puede observar que cuando se incorporan los restos orgánicos al suelo se produce una intensa actividad microbiana por bacterias y hongos debido a la abundancia de restos fácilmente atacables como los azúcares, después disminuye la actividad al ir quedando los restos más estables que sólo pueden ser descompuestos por los organismos más agresivos como los actinomycetos.

Figura, descomposición biológica y estabilización de la materia orgánica

Fuente: Laos, 2003; Mustin, 1987, adaptado por http://proyecto3r.webcindario.com

El material húmico finalmente se encuentra en un estado de equilibrio dinámico y es compensado por la mineralización gradual del material existente, la humificación entonces es responsable de la acumulación de la materia orgánica en el suelo mientras que la mineralización conduce a su desacumulación.

DEFINICION E IMPORTANCIA DE LAS SUSTANCIAS HÚMICAS

El humus es entonces el componente estable y activo de la materia orgánica, procedente del proceso de “humificación” especialmente de sustancias vegetales como la lignina y celulosa, el humus según su solubilidad y reacción química se divide en: ácidos húmicos (soluble en medio alcalino y ácido), ácidos fúlvicos (soluble en medio alcalino)  y huminas (ésta se considera no soluble).

 

Los beneficios de las sustancias húmicas se relacionan con ser la parte estable y difícilmente degradable de la materia orgánica; al aportar humus (sustancias húmicas) al suelo se favorece la formación de complejos arcillo-húmicos, los cuales potencian la capacidad de intercambio iónico (o sea tanto para cationes como para aniones).

El ácido húmico mejora progresivamente la estabilidad estructural del suelo, pues las partículas del mismo están siempre en forma de agregados[1], los cuales mejoran la estructura pues de ésta depende  la aireación y la permeabilidad del suelo, además que la estabilidad estructural expresa la resistencia de los agregados a ser destruidos por los agentes físicos y químicos.

 

Se debe recordar que una planta toma los nutrientes cuando estos están en la solución del suelo o forman parte de las moléculas arcillosas o el humus que como se ha dicho, se origina a partir de la materia orgánica descompuesta, esa disponibilidad de nutrientes para el intercambio se refleja en la siguiente gráfica.

Figura. Zona de intercambio catiónico en el suelo.

Veamos en mayor detalle las características de los ácidos húmicos y fúlvicos.

CARACTERÍSTICAS DE LOS ÁCIDOS HÚMICOS

María del Pilar Romera, menciona que: “las sustancias húmicas constituyen el complejo de compuestos orgánicos de color marrón, pardo y amarillo que se extraen del suelo por soluciones de álcalis, sales neutras y disolventes orgánicos”

La mayor parte de las sustancias húmicas están unidas de distintas formas con la parte mineral del suelo (humus consolidado), quedando tan solo una pequeña parte en estado libre (humus libre, no unido a arcillas u óxidos metálicos y por tanto fácilmente biodegradable y que migra fácilmente en el perfil del suelo), por tanto para pasar del humus consolidado a un estado soluble es preciso destruir esa unión; el humus consolidado es más interesante en usos agrícola por su persistencia en el suelo y de esta forma su influencia en aumentar la CIC.

A pesar de la diversidad de los ácidos húmicos provenientes de los distintos suelos, turbas o restos vegetales en descomposición, éstos conservan unos principios de estructura muy semejantes:

  1. Nitrógeno en su composición: 2 a 6 %. Determinando de esta manera su accesibilidad a los microorganismos.

  2. Poseen grupos funcionales carboxilos e hidroxilos: lo que les permite una alta capacidad de intercambio iónico

 

Los ácidos húmicos son altamente residuales en el suelo y por tanto responsables de un mayor incremento de la capacidad de intercambio catiónico-CIC del suelo.

 

CARACTERÍSTICAS DE LOS ÁCIDOS FÚLVICOS

 

María del Pilar Romera, menciona que: “se denominan así a los ácidos crénico y apocrénico, que se distinguen de los ácidos húmicos por su coloración más clara, por su contenido relativamente bajo en carbono (menos del 55%) y por su buena solubilidad en el agua.  Tienen alta capacidad de cambio: hasta 700 me/100 g de sustancia”

Son de baja residualidad en el suelo y tienen una mínima capacidad de aumentar la CIC del suelo (al no ser coloidal), por eso se recomienda aplicar comercialmente productos que tengan las diferentes sustancias húmicas y no solamente ácidos fúlvicos.

El contenido de Nitrógeno es del orden de 0,8 a 3%, con un alto contenido de oxígeno: 44 a 50%, en la siguiente tabla se ilustran las características generales de las sustancias húmicas.

Tabla. Características generales de las fracciones de las sustancias húmicas.

 

[1] Los agregados  provienen de la unión de partículas coloidales (partículas orgánicas e inorgánicas de diámetro menor a 0,002 milímetros), lo cual ocurre normalmente por el proceso de floculación

By |2018-02-07T15:46:47+00:00febrero 7th, 2018|CURSO FERTILIZACION, Soy caficultor|0 Comments