/, Soy caficultor/EXTRACCIÓN DE NUTRIENTES Y PRODUCCIÓN EN LAS DIFERENTES VARIEDADES DE CAFÉ.

EXTRACCIÓN DE NUTRIENTES Y PRODUCCIÓN EN LAS DIFERENTES VARIEDADES DE CAFÉ.

EXTRACCIÓN DE NUTRIENTES, PRODUCCIÓN Y VARIEDADES DE CAFÉ.

Como se observaba en las tablas del contenido anterior, los valores de referencia de Malavolta son del orden de 35 kilos de nitrógeno por cada tonelada de frutos cosechados, los cuales son similares a otros resultados obtenidos por otros estudios, de forma tal que se puede considerar que los nutrientes extraídos por kilogramo de café cereza cosechado en las diferentes variedades son similares, como se detalla en la tabla siguiente.

Tabla. nutrientes removidos en el fruto en diferentes tipos de café.

Fuente. Adaptación de Nutrec S.A.S.

De la tabla anterior se debe aclarar que no significa que para una producción de 80 arrobas de café pergamino seco (una tonelada de café verde o pergamino) se requiera aplicar 35 kilos de nitrógeno por hectárea, pues la planta también requiere el nutriente no sólo para enviarlos al fruto sino para todos los órganos y sus diferentes procesos fisiológicos.

La extracción de nutrientes es similar entre las diferentes variedades de café y los diversos ambientes, lo que si tiene una importante fuente de variación es el órgano destino de los nutrientes absorbidos: en clima frio o con variedades en baja producción el vertedero principal son las hojas y las raíces, mientras que en climas óptimos para café y en años de alta productividad el vertedero principal es el fruto.

Entre los cultivares de café arábico, las diferencias en producción de variedades son mínimas por el hecho de que la base genética es muy similar, las diferencias encontradas por los caficultores son debidas más al manejo que a la variedad como tal (control de plagas y enfermedades, fertilización, oportunidad de las labores, etc).

En algunas regiones del Brasil, la selección de plantas que hacen los mismos productores empresariales o en los centros de investigación de las universidades, buscando una mayor productividad contribuye sin duda a mejorar esta variable de mayor productividad, pero se afecta el “portafolio” de características deseables que debe tener una planta para ser sembrada por un caficultor, como es el caso del vigor de la planta, la resistencia a plagas y enfermedades, la adaptación a la variabilidad climática, la calidad en taza entre otros, es decir que lo que se gana en alguna medida por un lado (p.e. productividad), se pierde necesariamente en otros aspectos (p.e. resistencia a enfermedades)

Es claro para los caficultores que tienen fincas en diversas regiones cafeteras que una misma variedad tiene comportamientos particulares según el clima, si una variedad se siembra en una región fría tendrá un desarrollo totalmente diferente a una región cálida, es decir que en general la diferencia en productividad obedece más al manejo del caficultor que a un plus que pueda ofrecer una determinada variedad, ejemplo de lo anterior es el análisis de producción efectuado en México, con las siguientes variedades.

Tabla, Variedades de Coffea arabica de portes bajo y alto evaluadas en Zentla, Veracruz

Fuente: López, 2016

Por el lado de los resultados obtenidos y que se observan en la tabla siguiente, se concluye que las diferencias entre los cultivares de porte bajo no son de grandes contrastes y que a nivel de campo, en general, es difícil hablar de productividades mejoradas por productividad a pesar de décadas de mejoramiento genético en café (por ejemplo en el ejercicio referenciado la variedad Caturro Rojo es igual de productivo que el variedad Colombia).

 

Tabla. Producción de fruto en variedades de café durante cinco cosechas (1998 a 2003) en Veracruz.

Fuente: López, 2016.

La diferencia en kilogramos obtenidos entre la mayoría de las variedades evaluadas es pequeña y por tanto es bueno tener presente que la significancia estadística, que describe la diferencia matemática entre los tratamientos, por sí sola no implica que los resultados tengan una consecuencia práctica, pues si se utiliza una prueba con una potencia muy alta se podría concluir que una pequeña diferencia es estadísticamente significativa, sin embargo, esa pequeña diferencia podría ser insignificante para una situación concreta de expectativa de cambio para efectuar una práctica agronómica por parte de un caficultor, por ejemplo al cambiar una variedad (siembra) en lugar de zoquear la que actualmente posee; por tanto, se debe usar el conocimiento especializado para determinar si la diferencia también es significativa desde el punto de vista práctico.

 

Todo lo anterior es para resaltar nuevamente la importancia de la fertilización en lograr saltos de productividad de la caficultura de un país.

 .

LECTURAS COMPLEMENTARIAS DEL TEMA. 

 

REQUERIMIENTOS, DISTRIBUCIÓN Y EXPORTACIÓN DE N, P2O5 Y K2O EN PLANTACIONES DE CAFETOS (5.000 PLANTAS/HA) A PLENA EXPOSICIÓN SOLAR. 

RIVERA E., R. In: INSTITUTO Nacional de Ciencias Agrícolas; Logros XX Aniversario; 1970-1990. La Habana (Cuba), INCA, 1990. p. 83-84. Esp. (Resumen)..

Un aspecto necesario para la evaluación del sistema de fertilización que se recomienda en la caficultura, es el conocimiento de cuales son los requerimientos de N, P2O5 y K2O del cafeto; su distribución en los diferentes órganos y partes de las plantas y su relación con la magnitud de la cosecha. Esto permitiría que, a partir de un nivel de rendimiento determinado, se pueda estimar la extracción anual y acumulativa que han hecho las plantas de estos elementos, las cantidades consumidas y cuales regresan al suelo por concepto de caída del material vegetal.

El cafeto cultivado en suelos Ferralíticos Rojos (con contenidos de 26 ppm P disponible y 0.2 centimoles K.Kg[1]) a plena exposición solar, con densidades medias de 5.000 plantas por ha y bajo riego en los meses de escasas precipitaciones, necesita de fertilizantes minerales (N, P y K), obteniéndose plantaciones con un crecimiento vigoroso y un profuso y profundo sistema radical, con rendimientos medios anuales que oscilaron entre 1.8 – 2.1 toneladas de café pergamino por ha, siendo el N el elemento que más limita el desarrollo del cultivo.

A partir de los resultados experimentales que se obtuvieron durante un período de siete años, se encontró que las relaciones de N-P2O5-K2O, a los quince meses de plantado el cafeto, fueron de 3,8-1,0-3,8, disminuyendo la intensidad de la nutrición fosfórica al final de la etapa de establecimiento de la plantación (incluye hasta el «despunte» o fructificación), donde se obtuvo una relación de 6-1-5.

Los requerimientos absolutos, al final de la etapa de establecimiento fueron de 214, 36 y 173 kg/ha respectivamente de N, P2O5 y K2O.  Se observa como las necesidades de N y K2O son similares desde las primeras etapas de cultivo.

En esta etapa (levante), la mayor cantidad de elementos se encontró en el sistema foliar, oscilando entre 60-66 por ciento del total absorbido.

Por concepto de cosecha se consumió entre el  15-38,  20,5-35  y  34-51 por ciento del N, P2O5 y K2O extraído y dependiente de la fructificación obtenida, que en este caso fue de una tonelada café pergamino por hectárea (80 arrobas).  Esto nos señala la cantidad de nutrientes que no se recirculan en el sistema.

En la etapa del cultivo en producción, los requerimientos ascienden fuertemente asociados con la magnitud de la cosecha y se obtuvo para todo el ciclo productivo (plantación – zoqueo) y con un rendimiento acumulativo de 50 toneladas de café cereza por hectárea (o sea, 552 @ de cps), que el cafeto extrajo 875, 166 y 961 kg de N, P2O5 y K2O/ha respectivamente, para una relación entre nutrientes de 5,2 – 1- 5,8.

En el sistema radicular se encontraron las menores cantidades de estos nutrimentos en un orden de 7,0;   0,8  y  3,6 por ciento de los macroelementos absorbidos.

La caída del material vegetal constituye un aspecto importante en el ciclo de los elementos, siendo las hojas el mayor material vegetal que cae, retornando en éstas, el 28, 20 y 20 por ciento del N, P y K que las plantas absorbieron.  Las hojas se descomponen con relativa facilidad en el periodo lluvioso, con un tiempo de vida media de setenta y seis días, siendo el potasio el elemento que más fácilmente se libera y pasa al suelo, 95 por ciento en 60 días y seguido por el nitrógeno con un tiempo de vida media de 86 días.

CRECIMIENTO Y REQUERIMIENTOS DE N, P Y K DE PLANTAS DE CAFETO (COFFEA ARABICA VAR. CATURRA) DE 15 MESES DE PLANTADOS, CULTIVADOS A PLENA EXPOSICIÓN SOLAR SOBRE SUELO FERRALÍTICO ROJO

 

Por. RIVERA, R. 1986.

En plantas de Coffea arabica L. var. Caturra de 15 meses de plantados a 2 x 1 m, cultivados a plena exposición solar, sobre un suelo ferralítico rojo compactado y con el objetivo de caracterizar el crecimiento del cafeto en estas condiciones se determinaron diferentes variables morfológicas, que caracterizan el sistema aéreo y radical, asimismo la distribución de materia seca y por ciento de N, de P, de K en los diferentes órganos, así como los requerimientos de N, P y K en kg/ha.

Se encontró que las plantas poseen una altura de 95 cm, diámetro de copa 120 cm, área foliar 3,5 m2 y un índice de área foliar de 1,75,

A su vez el 72,3 de las raíces absorbentes se encuentran en la profundidad de 0-30 cm y un similar a 30 cm de la planta.

Las hojas, seguidas por el sistema radical son los órganos que presentan una mayor contribución a la materia seca total de la planta, 36 y 27 respectivamente.

El N, P y K se distribuyen diferencialmente en los distintos órganos y entre sí, requiriendo las plantas 77, 19 y 74,5 kg de N, P2O y K2O/ha respectivamente para garantizar dicho crecimiento

Bibliografía

CHAVES ARIAS, V.; MELÉNDEZ, G. Estudio de la variación estacional de la biomasa y extracción de nutrientes en el cultivo de café (Coffea arabica L.) en función de la fertilización y carga productiva. En 5. Congreso Iberoamericano de Agroplasticultura. 4. Congreso Nacional de Suelos. 5. Congreso Nacional de Fitopatología San José (Costa Rica) 17-19 Nov. 2003. 2003.

GUEVARA, B. E. Periodicidad de la absorción de nutrientes y su efecto sobre el desarrollo y la productividad del cafeto. Curso Regional Sobre nutrición mineral del café. IICA/PROMECAFE. San José, Costa Rica. p, 1988, p. 39-54.

http://www.yara.com.mx/crop-nutrition/crops/cafe/informacion-esencial/resumen-nutricional/

LÓPEZ-GARCÍA, Francisco Javier, et al. Producción y calidad en variedades de café (Coffea arabica L.) en Veracruz, México. Revista fitotecnia mexicana, 2016, vol. 39, no 3, p. 297-304.

MALAVOLTA, E. Favarin, et al. Nutrients repartition in the coffee branches, leaves and flowersReparticao de nutrientes nos ramos, folhas e flores do cafeeiro. Pesquisa Agropecuaria Brasileira (Brasil) v. 7 (7) p. 1017-1022, 2002.

MALAVOLTA, Eurípedes, et al. Repartição de nutrientes nos ramos, folhas e flores do cafeeiro. Pesquisa agropecuaria brasileira, 2002, vol. 37, no 7, p. 1017-1022.

NEVES, Yonara Poltronieri, et al. Produtividade e acumulação de matéria seca, N, P e K por cultivares de Coffea arabica L. Coffee Science, 2006, vol. 1, no 2, p. 156-167.

RIVERA ESPINOSA, R. Requerimientos, distribución y exportación de N, P2O5 y K2O en plantaciones de cafetos (5000 plantas/ha) a plena exposición solar y sobre suelo ferralítico rojo compactado. Instituto Nacional de Ciencias Agrícolas, La Habana (Cuba), 1990.

RIVERA, R. Crecimiento y requerimientos de N, P y K de plantas de cafeto (Coffea arabica var. Caturra) de 15 meses de plantados, cultivados a plena exposición solar sobre suelo ferralítico rojo. Cultivos Tropicales (Cuba) v. 8 (1) p. 75-84, 1986.

ROJAS, Marino Marozzi; BELLAVITA, Guido; VARELA, Ingrid. Análisis comparativo de dos fincas productoras de café orgánico utilizando los métodos del balance energético y agroeconómico. Economía y Sociedad, 2004, vol. 9, no 24.

SEGURA MONGE, A. Extracción de nutrimentos por los frutos del café durante su desarrollo. Nutriments extraction during coffee fruits development]. 1993.

[1] cmol K.Kg3 es igual a Meq/100 g

By |2018-01-10T20:06:44+00:00enero 10th, 2018|CURSO FERTILIZACION, Soy caficultor|0 Comments