/, Soy caficultor/CARACTERISTICAS DE INTERES SOBRE LOS MICRONUTRIENTES

CARACTERISTICAS DE INTERES SOBRE LOS MICRONUTRIENTES

EL BORO

Al B lo requieren más las dicotiledóneas como el café, por su papel fundamental en el mantenimiento de la estructura de la pared y de las membranas.

Al ser un nutriente inmóvil su deficiencia se presenta en los tejidos jóvenes; las hojas nuevas presentan amarillez que se inicia en la punta y avanza un poco más allá de la mitad de la hoja, se forma un tejido corchoso sobre las nervaduras, las hojas se deforman y las yemas terminales mueren.

La deficiencia de B se manifiesta normalmente en sequía debido a que casi todo el B aprovechable está en el horizonte orgánico, cuando éste se seca disminuye la actividad biológica sobre la M.O.

APLICACIÓN DE BORO EN CAFÉ

Se aplica al suelo cuando, según el análisis de suelo hay menos de 0.5 ppm del elemento y/o cuando hay deficiencias visuales, en dosis entre 2 y 8 Kilogramos por año por Ha.

Para el cálculo de la dosis es conveniente tener en cuenta la cosecha esperada; Malavolta manifiesta que la extracción por cada 100 @ de c.p.s. es de  0.11 Kg de B2O3.

Para efecto de cálculos con productos comerciales, recordar que 1 gramo de B equivale a 3,2 gramos de borato (B2O3) y a 8,9 gramos de Bórax, en este último caso el boro viene con sodio (Na2B4O7  10 H2O)

Las aplicaciones foliares de Boro, comunes en caficultura intensiva (2-4 al año), son hechas usualmente en períodos de crecimiento vegetativo, es decir, en prefloración en concentraciones de 0.3 % de ácido bórico o de bórax al 1%.

Los aumentos en la producción con aplicaciones de Boro tienen correlación positiva con la disminución del número de terminales y brotes muertos de café; lo cual es determinante especialmente en zonas frías donde se presenta la enfermedad “muerte descendente”.

Es de anotar que la aplicación de B en cafetales se debe hacer pensando más en el déficit que en sobrepasar un determinado nivel para incrementar productividad, pues en este sentido el resultado es errático, como se ilustra en la lectura complementaria de este punto.

TOXICIDAD POR BORO

Con el B es fácil pasar de un estado de deficiencia o normalidad a uno de toxicidad, por esta razón para recomendarlo se debe estar muy seguro del déficit en el suelo, a manera de ejemplo: en un suelo cuya Densidad aparente es de 1 g/cc, se tiene que una aplicación de 2 kilos de B por hectárea, equivalen a un incremento de 0,25 ppm en el suelo.

Por tanto el diagnóstico visual debe estar también basado en el análisis de suelos y7o foliar, de forma visual la toxicidad se detecta en las hojas de forma parecida al daño que causa la  “mancha de hierro”, excepto que la toxicidad por B siempre se revela en los bordes de las hojas.

También se puede confundir con el déficit de K, pero la toxicidad es de bordes irregulares y además se presenta con la del B hay una clorosis intervenal.

En Colombia se ha encontrado a nivel comercial problemas de toxicidad en cafetales al sobrepasar de 20 gramos de bórax por planta en aplicaciones al suelo.

LECTURA COMPLEMENTARIA.

ESTUDIO DE LA RESPUESTA A LA FERTILIZACION CON  BORO VIA FOLIAR Y AL SUELO EN CAFE (Coffea arabica)  EN TRES LOCALIDADES DE COSTA RICA. Oscar Mario Rodríguez A.  Ronny Alfaro A.  Bernal Cisneros D.

En Santa María de Dota (Ultisol), San José; Poás(Andisol), y Naranjo, Alajuela (Andisol); se establecieron tres experimentos entre junio y julio de 1994, con el objetivo de evaluar el efecto sobre la producción de café, de la fertilización con boro en diferentes programas de fertilización que incluyan tanto el abonamiento al suelo como foliarmente, en los cultivares Caturra y Catuaí.

Los tratamientos evaluados consisten en la aplicación de 0, 10, 20 y 40 kg B2O3 por hectárea en combinación o no con atomizaciones de este elemento en dosis de 1,5 kg por hectárea, tres veces al año. Las plantaciones están sembradas a 2 m. entre calles por 1 metro entre plantas en Dota y Poás para el cultivar Catuaí y 1,70 m. entre calles por 0,90 m. entre plantas en Naranjo para el cultivar Caturra, con una densidad de 5000 y 6536 plantas por hectárea respectivamente.

Los ensayos se encuentran a plena exposición solar en Poás; con sombra de eucalipto en Naranjo y sombra regulada de Erythrina sp en Dota, se empleó un diseño de bloques completos al azar con arreglo factorial de 4 x 2 en Dota y Poás y 4 x 3 en Naranjo, con 8 tratamientos y 4 repeticiones y con 2 tratamientos y 4 repeticiones respectivamente.

El promedio de tres cosechas evaluadas en Naranjo y dos en Dota y Poás no marcaron diferencias estadísticas entre las dosis de boro al suelo, encontrándose diferencias estadísticas significativa en Dota a favor de la aplicación de boro vía foliar y la misma respuesta aunque no significativa en Naranjo. En los experimentos ubicados en Dota y Naranjo se observó un decrecimiento en la producción a medida que aumentó la dosis de boro empleadas.

En los análisis foliares y de suelo realizados en las tres localidades se encontró que a medida que aumentó la dosis de boro aplicada al suelo, las concentraciones de este elemento presentaron una tendencia de incremento lineal, obteniéndose solo en la dosis de 40 kg B2O3 por hectárea en Naranjo un solo valor por encima de las 100 partes por millón.

Su deficiencia se presenta en suelos de Ph alto (>de 6), alto fósforo, de baja M.O. los síntomas aparecen en hojas jóvenes que crecen poco y en forma alargada y de bordes irregulares, los entrenudos son cortos.

Se presenta ocasionalmente en brotes de zoca o siembras nuevas de café que posteriormente en buena parte de los casos desaparecen, sin embargo no se ha investigado si esto tiene  efecto en la producción de la primera cosecha.

También se encontró en casi todos los análisis foliares una mayor concentración de boro cuando se aplicó el elemento vía foliar.

 ZINC

Su deficiencia se presenta en suelos de Ph alto (>de 6), alto fósforo, de baja M.O. los síntomas aparecen en hojas jóvenes que crecen poco y en forma alargada y de bordes irregulares, los entrenudos son cortos.

Se presenta ocasionalmente en brotes de zoca o siembras nuevas de café que posteriormente en buena parte de los casos desaparecen, sin embargo no se ha investigado si esto tiene  efecto en la producción de la primera cosecha.

APLICACIÓN DE ZINC EN CAFÉ

En cuanto al Zinc y al igual que el Cobre, se prefiere aplicar vía foliar en forma de sulfato de Zinc al 0.6% (0.8% cuando está presente el Cu)

La concentración del Zinc se reduce a la mitad cuando se usan cloruros o nitratos, estas sales de Zinc pueden ser tan eficientes como los quelatos a costos menores, igualmente la inclusión de Cloruro de Potasio aumenta la absorción del Zinc en forma de sulfato y puede ser otra alternativa de aplicación.

Debido al efecto de fósforo sobre el Zinc, se recomienda aplicar un kilo de Zn por cada 20 K de P2O5, el criterio anterior se puede complementar con el estudio de Malavolta que señala que por cada 100@ de c.p.s. se necesitan 0.06 Kg de ZnO.

Debido a que en etapas tempranas de crecimiento el sistema radicular no puede absorber suficiente cantidad de Zn se recomienda aplicar entre 1 y 10  kilos de Zn por Hectárea el cual tiene un excelente efecto residual (a mayor pH y contenido de fósforo en el suelo, mayor la dosis de Zn)

Con plantas de café de la variedad Mundo Novo de 8 años de edad, se estudió el efecto de varias concentraciones de sulfato de zinc (más urea), dividido en diferente número de aplicaciones, en el rendimiento y composición foliar determinando que el mayor rendimiento, 1647 kg de café limpio por hectárea (646 kg por encima del testigo sin aplicación), se encontró cuando se aplicaron 9.4 kg de zinc, dividido en 3 aplicaciones. Este rendimiento estuvo asociado con 21-25 ppm de Zn y con una relación P sobre Zn entre 70 a 90 por 1, en las hojas.

En este caso, al igual que con el Boro, en suelos con buenos contenidos de los mismos no se requiere aplicar más allá de la reposición por exportación de cosecha, sin embargo, en suelos con déficit es clave que el caficultor pueda atender el problema y corregir dicho déficit para no afectar la producción del cultivo.

Entre la buena cantidad de productos con Zn para aplicación foliar son de empleo frecuente, entre otros, los siguientes:

LECTURA COMPLEMENTARIA.  

ANALISIS ECONÓMICO DEL SULFATO DE ZINC, VÍA FOLIAR EN LA PRODUCCION DEL CAFÉ, COFFEA ARABICA/ L. Por: ANTONIALLI, L.M.; REIS, A.J. DOS; VIEIRA, G.; VEIGA, R.D.; SILVA, J.B.S. Ciencia e Pratica (Brasil), 12(1):99-110. 1988. 26 Refs. Port.

Se estudió y analizó la racionalidad económica de la fertilización con sulfato de Zinc vía foliar en la producción del Café Borbón Rojo a partir de datos experimentales. El experimento se realizó en Minas Gerais entre 1974 a 1976, en un suelo latosol rojo oscuro dystropico.

Los tratamientos constaron de dosis de sulfato de Zinc (ZnSO4 7H2O – 22 por ciento de Zn) que variaron de 0,0(testigo) a 18,0 gramos/sitio/año; las dosis de 1,0 y 2,0 g/sitio/año fueron aplicadas en octubre y las demás dosis fueron parceladas de octubre a marzo.

Quedó demostrado con los resultados obtenidos, que en el período de 1981 a 1986, la dosis económica de sulfato de zinc estuvo entre 5,44 a 5,46 g/sitio/año, parcelada en partes iguales en octubre y diciembre, y fue prácticamente igual a la dosis de producción máxima.

La reducción de un gramo en la dosis económica solamente ocurriría cuando el precio del kilo de sulfato de zinc equivaliese aproximadamente a 30 veces el precio de kilo de café beneficiado.

MANGANESO

Funciona principalmente como parte de los sistemas enzimáticos de la planta, activa varias reacciones metabólicas importantes y juega un papel importante en la fotosíntesis al ayudar a la planta a sintetizar clorofila

Es deficitario en suelos de pH alto, manifestándose en tejidos jóvenes de la planta, las hojas jóvenes presentan amarillamiento total, en las puntas de las ramas.

COBRE

Es suministrado en cantidad suficiente cuando se controla la roya con fungicidas cúpricos. Las aplicaciones foliares se pueden hacer en prefloración en concentración de 0.3 % de sulfato de cobre o  0.5% de Oxicloruro de Cobre.

Se recomienda incluir cloruro de Potasio al 0.25 % en la solución a aplicar particularmente cuando la misma contiene Boro y Cobre; esto debido al efecto sinérgico del Cloro, el cual ayuda a deshacer la inhibición “no competitiva” del Boro y la competitiva debida al Cobre, al igual que el papel del Potasio en la apertura de los estomas.

El efecto de incrementos en la producción por la aplicación de Cobre, se explica por el control de la flora microscópica que crece en las hojas (que incluso puede provocar la caída de las mismas,) este factor es de mayor importancia en zonas frías por la consecuente reducción de la producción del café.

HIERRO

 

Es un elemento inmóvil dentro de la planta, en consecuencia, el síntoma de su  deficiencia se presenta en hojas nuevas, las cuales toman un color verde pálido pero las nervaduras conservan el color verde normal.

El hierro como ya se mencionó, cataliza la formación de la clorofila y actúa como transportador del oxígeno.  Su deficiencia en la planta puede ser causada por un desbalance con otros metales como el Molibdeno, Cobre o Manganeso, también a aun exceso de fósforo en el suelo.

Se aplica en foliarmente en café como sulfato ferroso al 0,25-0,5%, no se recomienda aplicarlo edáficamente ya que pasa rápidamente a formas no disponibles para la planta. Comercialmente se consigue sulfato ferroso (de Mejisulfatos) con 20% de Fe (54,7% de FeSO4), entre varios productos.

Debido a los efectos prácticos obtenidos al aplicar micronutrientes y al costo de un análisis completo, se recomienda trabajar, inicialmente, en campo con el diagnostico visual de deficiencias.

SILICIO

 se incluye en este capítulo un breve análisis sobre el tema del silicio, es especialmente empleado en monocotiledóneas como el arroz y la caña; según la Empresa Agromil, la adición de silicatos solubles produce aumentos importantes en el rendimiento, debido a dos aspectos:

  • Aumento en la disponibilidad del fósforo

  • Resistencia a enfermedades

El primer caso se da gracias al desplazamiento del ion fosfato por el silicato hacia la fase soluble del suelo, en el segundo caso el Silicio está presente en los tejidos foliares y endurece las paredes celulares impidiendo de esta forma la penetración de hongos patógenos.

 

Comercialmente, entre otros productos, se consigue como Agrosil, una enmienda de suelos y fuente de fósforo (4%), silicio (70%) y elementos menores granulado;   Llanero: 90% de SiO2 y 3% de K2O soluble y Nitrosil: fuente de N, Si  y  K para empleo foliar.

 

Fonseca (2015) encontró en su estudio que una aplicación de 3 kilogramos de silicio edáfico por hectárea mejora el desarrollo de la planta de café.

 

By |2018-04-12T15:47:53+00:00abril 12th, 2018|CURSO FERTILIZACION, Soy caficultor|0 Comments