/, Soy caficultor/BIOFERTILIZANTES EN LA CAFICULTURA

BIOFERTILIZANTES EN LA CAFICULTURA

I.            BIOPREPARADOS, BIOFERTILIZANTES O BIOFERMENTADOS

La actual crisis económica, social y ambiental no sólo en la caficultura sino a nivel general en los commodities agrícolas provenientes de países en vías de desarrollo, han permitido «redescubrir» prácticas como biopreparados, los cuales son obtenidos a partir de la fermentación de materiales orgánicos como estiércoles de animales, plantas verdes y frutos, esta fermentación puede ser aeróbica (con presencia de oxígeno) o anaeróbica.

 


1.   PREPARACIÓN DE UN BIOFERTILIZANTE ANAERÓBICO

INGREDIENTES Y MATERIALES

Para esto se requieren los siguientes implementos:

Balde plástico de 20 litros,

Balde plástico de 200 litros de color claro,

Bastón de madera para revolver,

Manguera de 1,5 pulgada con abrazadera (1 mt de longitud),

Un niple de bronce o cobre con rosca de 1,5 pulgada de diámetro y 10 cm de largo,

Agua(100 a 200 litros),

Leche cruda o suero,

Melaza de caña,

Estiércol fresco de vacuno

Sulfatos de microelementos.

Bórax,

Ceniza,

Complementariamente se puede emplear harina de sangre, pescado, carne o huesos.

Entre tantas combinaciones posibles, se da el siguiente ejemplo:

PROCEDIMIENTO PARA PREPARACIÓN DE BIOFERMENTADOS

 

  1. Primero se disuelve el estiércol en 100 litros de agua (bien mezclados)

  2. Se agrega la leche sin pasteurizar (dos litros) y la melaza a 10 litros de agua, para agregar luego al estiércol disuelto.

  3. Revolver constantemente mientras se agregan los otros 100 litros de agua

  4. Tapar herméticamente y evacuar los gases por una manguera

  5. Colocar el recipiente a la sombra

  6. Esperar 26 a 30 días para abrir el recipiente; antes de emplearlo el bio-fertilizante no puede oler a putrefacción ni ser de color azul violeta. En lugares muy fríos el tiempo de espera puede llegar a dos o tres meses ya que la temperatura ideal es del orden 35-40 °C.

DOSIS DEL BIOFERTILIZANTE ANAERÓBICO EN CAFÉ

Se aplica al 5% (50 centímetros cúbicos por litro), previamente colado, se pueden hacer ensayos para aumentar la dosis en cada predio, para revisar si hay fitotoxicidad en las plantas al aumentar las dosis.


2.   PREPARACIÓN DE UN BIOFERTILIZANTE AERÓBICO

Para este caso, se emplean los materiales anteriores, además se requiere agua oxigenada (100 centímetros cúbicos) y un metro cuadrado de tela (amarrándola con una cuerda), para tapar el recipiente (la caneca de 200 litros) y evitar el ingreso de insectos al tanque

Se deja reposar un día a la sombra, luego, durante 10 días se destapa y revisa diariamente y se revuelve por cinco minutos cada día.

El punto de madurez de la mezcla se confirma cuando presenta un olor a fermento agradable (similar a jugo de caña) de color amarillo, en la superficie se tiende a formar una nata espumosa blanca, si se presenta olor a putrefacción y/o la presencia de un color verde azulado o violeta indica que la fermentación está contaminada y debe ser desechada, esto es tanto para preparados anaeróbicos como aeróbicos.

La ventaja radica en que se obtiene más rápido el producto, pero se necesita más mano de obra.

DOSIS DEL BIOFERTILIZANTE AERÓBICO

Siempre se debe hacer una prueba de toxicidad, aunque de forma general se aplica foliarmente en mezcla de una parte del bio-preparado por dos de agua, o al suelo en mezcla 1 a 3.; para café en producción se aplica un litro de la mezcla por árbol lo más frecuentemente posible (inclusive se puede hacer cada 15 días) y en almácigos un litro por metro cuadrado de la mezcla en relación 1 a 3.

Tanto para fertilizantes anaeróbicos como aeróbicos, se puede enriquecer con sulfatos con micro-elementos (sulfato de boro, cobre, etc), roca fosfórica, bórax, ceniza, etc.  En este caso la dosis cambia a 0,5-1%


3.   PREPARACIÓN DE UN BIOFERTILIZANTE AERÓBICO Y ANAERÓBICO.

Otro ejemplo de biofertilizante que combina ambos tipos de fermentación es el caldo SUPER MAGRO, ideado por el agricultor Delvino Magro en Riogrande, Brasil, el cual consiste de un biofertilizante anaeróbico enriquecido posteriormente con caldos independientes (o sea preparando cada micro-elemento aparte), en un procedimiento de 40 días, que se complementa con un reposo de 10 días, se aplica en concentraciones de 2-10 %.

En definitiva, y como dice el I.A. Jairo Restrepo Rivera, especialista en agricultura orgánica del IICA, «no existen recetas únicas, la idea del super Magro solamente nos muestra las innumerables formas que existen para hacer un biofertilizante enriquecido o no con micronutrientes»

En al caso del Super-Magro y los demás biopreparados, se puede agregar conjuntamente con el último mineral que se adiciona (generalmente sulfato de cobre), harina de hueso, pescado, sangre, etc.  En dosis de hasta 0,5 kilo de cada uno, sin sobrepasar de un kilo de la mezcla de aquellos, en este caso se deja reposar por 15 a 20 días.


BIBLIOGRAFIA

  • BRAVO, Pérez, et al. Efecto de la Tecnología de Microorganismos Eficaces en Suelos Intervenidos Antrópicamente del Parque Forestal Embalse del Neusa, Departamento de Cundinamarca. 2016.
  • BRECHELT, Andrea. Manejo ecológico del suelo. Fundación Agricultura y Medio Ambiente. Red de acción de Plaguicidas y sus alternativas para América Latina, 2004.
  • DE ALMEIDA THEODORO, Vanessa Cristina; GUIMARÃES, Rubens José; GUIMARÃES MENDES, Antônio Nazareno. Desempenho do manejo orgânico na nutrição e produtividade de lavoura cafeeira. Acta Scientiarum. Agronomy, 2007, vol. 29, no 5.
  • DURÁN UMAÑA, Lolita; HENRÍQUEZ HENRÍQUEZ, Carlos. Caracterización química, física y microbiológica de vermicompostes producidos a partir de cinco sustratos orgánicos. Agronomía Costarricense Vol. 31 Núm. 1 2006, 2006.
  • FONSECA, G., et al. Montes de Oca. 1995. Uso de abonos orgánicos en plantaciones forestales. Revista Guayacán, CR, p. 7-9.
  • GUTSER, R., et al. Short‐term and residual availability of nitrogen after long‐term application of organic fertilizers on arable land. Journal of Plant Nutrition and Soil Science, 2005, vol. 168, no 4, p. 439-446.
  • HIGA, Teruo. Kyusei Nature Farming and Environmental Management Through Effective Microorganisms-The Past, Present and Future. En Seventh International Conference on Kyusei Nature Farming, Christchurch, New Zealand. 2003.
  • ITO, Shingo. Caracterización y evaluación de los factores que determinan la calidad nutricional e inocuidad en la producción de fertilizantes orgánicos fermentados. 2006.
  • MARTINS, Márcia. Caracterização de sistemas orgânicos de produção de café utilizados por agricultores familiares em Poço Fundo-MG. 2003.
  • ORMEÑO, M.; OVALLE, ADRIÁN. Preparación y aplicación de abonos orgánicos. INIA Divulga, 2007, vol. 10, p. 29-34.
  • RAMOS AGÜERO, David; TERRY ALFONSO, Elein. Generalidades de los abonos orgánicos: Importancia del Bocashi como alternativa nutricional para suelos y plantas. Cultivos tropicales, 2014, vol. 35, no 4, p. 52-59.
  • RESTREPO, Rivera, et al. Elaboración de abonos orgánicos fermentados y biofertilizantes foliares: experiencias con agricultores en MesoamÚrica y Brasil. IICA, San Jose (Costa Rica)., 2001.
  • RICA, San José Costa. Elaboración de abonos orgánicos fermentados y biofertilizantes foliares. 2001.
  • XU, Hui-lian. Effects of a microbial inoculant and organic fertilizers on the growth, photosynthesis and yield of sweet corn. Journal of Crop Production, 2001, vol. 3, no 1, p. 183-214.
  • YAMADA, Kengo; XU, Hui-Lian. Properties and applications of an organic fertilizer inoculated with effective microorganisms. Journal of Crop production, 2001, vol. 3, no 1, p. 255-268.

0 litros de orina

By |2018-06-28T16:38:17+00:00junio 28th, 2018|CURSO FERTILIZACION, Soy caficultor|0 Comments